miércoles, 12 de febrero de 2014

QUE NO ME TOQUEN, QUE NO ME DIGAN, QUE YO NO QUIERO.

ESTO ES LO QUE HAY.
Sí, llevo tatuajes, media cabeza rapada, mucho colorete, me gustan los escotes y los pantalones ajustados. Soy así porque me da la gana y porque me gusto así.
Pero no os confundáis, no busco que cerdos asquerosos me agarren sin mi permiso, no busco que cerdos patéticos me toquen la cabeza o hagan comentarios a cerca de si quiero que me rieguen las plantas que llevo en el brazo 
o si me matan el mosquito que llevo en la espalda. No busco que mi rapado sea acariciado cuarenta veces cada vez que pasan por mi lado. No busco que me toquen el culo con una risa de machote después, no busco que me digan lo guapa que estoy ni lo bien que me quedan las camisetas rajadas.
No busco que insistan si desde un principio mi cara deja claro que NO BUSCO NADA y mucho menos busco que me llamen estrecha, o zorra, o ridícula cuando doy puerta a moscones indeseados.
No quiero que lleguen policías cachondos a mi tienda y sus pechos se inflen al entrar por la puerta y me hablen con el tono mas madrileño y repulsivo que puedan poner, no busco que me sonrían y me digan lo borde que soy con frases como ''morena no te digo nada que me das miedo''.
No busco faltas de respeto, no busco cerdos, no busco babas y no quiero que nadie se sienta por encima de mi por tener un pene.
Han conseguido que llegue a odiar, han conseguido que no pueda salir de fiesta, han conseguido que tenga asco a una inmensa mayoría de los hombres.
No hay igualdad, no la hay porque si una chica entra a un chico,, él se siente halagado, él, tranquilamente puede decir que no quiere cuentas y si la muchacha insiste, con humillarla un poco, es suficiente.
Pero nosotras, no tenemos esa suerte y eso es algo que ellos no pueden entender, he llegado a tener miedo, porque un no implica un insulto, porque una mala mirada implica un empujón y porque si ya te enfadas te llevas una hostia.
No sé como va a terminar esto, yo de momento, lejos de mi intención me veo obligada a cambiar cosas que no quiero cambiar por miedo a lo que un hombre pueda hacerme. SINVERGÜENZAS. ME DAIS ASCO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada