martes, 25 de octubre de 2011

-illas

No paran, pesadillas y más pesadillas, de esas que me hacen despertar de un salto dandme cuenta de que estoy llorando y empapada en sudor.
No le daba importancia -habré cenado mucho..será que me acuesto tarde... será...será..
Me da miedo meterme en la cama, despertar a las cinco de la mañana y encontrarme sola, en la oscuridad y el silencio de mi habitación.
Me crispa, no sé cual es el motivo, son increíblemente reales y no puedo salir de ellas, son insoportables, me están volviendo loca, me están llevando a límites en los que pierdo el control.
No sé cual será la solución, no se..
pero sé que la noche llega, que las horas pasan y que a la hora de dormir, en mi tripa aparece un nudo imposible de deshacer.
Será que el otoño ha llegado sin avisar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada